Testimonios

Belinda Washington

“El trabajo que hace la Fundación es fantástico. El objetivo es muy bueno, ayudar a la visión de personas con problemas oculares. Van a países donde la población sin recursos tiene escasa asistencia sanitaria.”



Albert Om

“La clínica Barraquer es un microestado independiente visitado por gente de todo el mundo, una monarquía autocrática gobernada por un rey carismático y singular, con una población fija de 300 trabajadores y un movimiento de 600 pacientes al día.”



Plácido Domingo

“Su increíble y total dedicación al paciente al que trata además de con su ciencia con algo aún más estimable: su humanidad, su ternura, su devoción y atención ante el sufrimiento o angustia del ser humano en los momentos de oscuridad.”



Isabel-Clara Simó

“Hay un “estilo Barraquer”, único e intransferible. El alto grado de humanidad, la atención con que se trata, por igual, el paciente más humilde e ignorante y el refinado millonario.”



Mario Vargas Llosa

"Uno de los grandes méritos de la familia Barraquer es el haber tenido siempre, junto con el rigor científico, una gran responsabilidad de tipo cívico y cultural."



Luis Bassat

“Siento una gran admiración por el Profesor Barraquer, por su talento médico, por su visión internacional y también por su afición a la música. La relación emocional que existe entre Barraquer y sus clientes es enorme”



Xavier Trias

“El Centro de Oftalmología Barraquer nació con una vocación clara de convertirse en un espacio pionero de esta especialidad en todo el mundo"



Javier Godó, conde de Godó

“La Barcelona del último tercio del siglo XiX dispuso de una generación de emprendedores entre los que estaban José Antonio Barraquer y Carlos y Bartolomé Godó. La voluntad de servicio a la sociedad es uno de los valores que compartimos con la familia Barraquer”



Antonio Franco

“Es relevante el empeño de la familia Barraquer para desarrollar, en paralelo a su cualificada actividad oftalmológica profesional y empresarial, unas líneas sistemáticas de aportación gratuita de sus conocimientos a quienes necesitan ese otro marco.”



Jordi Sabatés

“El milagro Barraquer. Un trato de alto contenido humano, sin prisas, con un rigor exhaustivo, sin agobios ni contracturas, todo ello larvado de una antigua y acogedora sabiduría: en definitiva, el estilo Barraquer.”