Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias, o para obtener más información, personaliza la configuración.

Conmemoracioó Any Barraquer Generalitat Catalunya Noticia Centre

07/07/2015

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, presidió el pasado martes 7 de julio, a las 19’30 horas en el salón Sant Jordi del Palacio de la generalitat, el acto conmemorativo del 50 aniversario del fallecimiento del profesor Ignacio Barraquer y Barraquer, que se organizó para reconocer y homenajear la figura del eminente médico catalán. 

Acompañado en la mesa presidencial por su hijo, el profesor Joaquín Barraquer, y por su nieto, el Dr. rafael Ignacio Barraquer, así como por el consejero de Salud, Boi ruiz, y el secretario de Presidencia, Jordi Vilajoana, el presidente subrayó en su intervención el «gran papel como avanzado investigador» desarrollado por el profesor Barraquer; una trayectoria, dijo, que era preciso añadir a la «investigación en el ámbito médico de primerísimo nivel europeo y, en algunos casos, mundial» que Cataluña ha propiciado en los últimos años. el presidente finalizaba el discurso de clausura del acto destacando que el homenaje a Ignacio Barraquer «lo es también a toda la familia de oftalmólogos que ha dado este apellido» y se añadía a «toda una estirpe de médicos de primerísima fila que ha dado nuestro país, y que ha dejado una gran huella en el campo de la salud».

El jefe del ejecutivo también destacó la figura de Ignacio Barraquer como la de un «médico insigne» que ha dejado huella «por su empatía, su vertiente solidaria, su pasión docente y su espíritu continuo de innovación».

En su turno de palabra, el Dr. rafael Barraquer quiso remarcar que «el profesor Ignacio Barraquer ejerció bajo una gran pasión por la oftalmología y la excelencia médica, que manifestó en su maestría docente a fin de enseñar a los demás todos sus conocimientos».

Por su parte, el Profesor Joaquín Barraquer, como hijo, abordó el lado humano de su padre, maestro y amigo, recordando «la dedicación de toda la familia Barraquer a trabajar para gente vulnerable y necesitada, sin importar el origen o la clase social de los pacientes, así como a brindar siempre un trato humano diferencial, que sólo se logra poniéndose en el lugar del paciente».

Al concluir el acto, los invitados pasaron al «pati dels tarongers» donde se sirvió una copa de cava y se pudo disfrutar entre amigos del histórico palacio.

Newsletter