La Masía: la urbanización de la avenida Pearson

La Masía: la urbanización de la avenida Pearson

20/07/2018

En 1925 el doctor Ignacio Barraquer encargaba el proyecto de una casa solariega al arquitecto Joaquim Lloret en unos terrenos que había comprado en la avenida Pearson. Era una zona todavía bastante despoblada, a las afueras de Barcelona, en la zona de Pedralbes del antiguo municipio de Sarrià.

La avenida se abrió en unos terrenos que habían sido de los frailes dominicos y que pertenecían a la finca del siglo XVII de Santa Caterina. Con la desamortización de Mendizábal de 1835, por la que se subastaban muchos de los terrenos que la Iglesia poseía en España, los dominicos pierden la propiedad. En 1842, la finca la adquiere Francesc Buxó Oliana. Sus hijos, los hermanos Buxó Font abrieron la avenida en un proceso de urbanización que el Ayuntamiento de Sarrià aprobó en 1904, y que pretendía facilitar el acceso a la montaña de San Pedro Mártir por un camino de suaves ondulaciones.

En 1915 se decide dedicar la avenida al ingeniero estadounidense Frederick Stark Pearson, responsable de la electrificación de Cataluña mediante algunas de sus empresas, entre las cuales la Barcelona Traction Light & Power, Company Limited (La Canadiense), que pretendían crear un sistema de embalses en el Pirineo para generar electricidad que permitiera aumentar la producción de las industrias catalanas y mejorar el bienestar de las familias barcelonesas.

En octubre de 1918 se crea la Sociedad Anónima San Pedro Mártir, que adquiere los terrenos a los Buxó para levantar una Ciudad Jardín para burgueses. La Sociedad respeta el planteamiento urbanístico de los Buxó y empiezan a urbanizar la zona.

Así se establecieron los primeros propietarios ya fuera como residencia habitual o como segunda residencia.

Había pasado la fiebre del modernismo y regresado la tradición más clasicista. Las torres construidas siguen la estética del novecentismo, ya fuera en la vertiente más neoclásica, el francés del Beaux Arts o la tradicional masía, como es el caso de la casa Barraquer, conocida precisamente con ese nombre: "La Masía". Las casas tenían jardín y debían estar construidas a 15 metros de la línea de la carretera. Se recomendaba que los proyectos de las casas fueran realizados por la nueva joven generación de arquitectos.

Los primeros que se establecieron fueron:

- Josep de Sentmenat, director de la Sociedad Anónima San Pedro Mártir, que en 1918 construye la torre todavía existente en el número 28 y que es actualmente el edificio C del IESE (Instituto de Estudios Superiores de la Empresa).

- El también doctor, Narcís Serrallach Mauri, en una torre construida entre los años 1919-21.

- El barón de Güell, Juan José Ferrer-Vidal Güell, miembro directivo también de la Sociedad, solicita un pabellón en 1920.

- El banquero Vicente Muntadas Rovira, administrador del Banco Vitalicio y consejero de la Caja de Previsión y Socorro, en el actual número 30. Torre construida por el arquitecto Eusebi Bona, el mismo que diseñaría, a petición de los Güell, el próximo Palacio Real de Pedralbes.

- El industrial textil, de origen alemán, Mauricio Heymann.

En 1921 Sarrià se anexiona a Barcelona y continúan las nuevas licencias, ahora aprobadas por el nuevo municipio.

- El mismo 1921, el arquitecto de la torre Barraquer, Joaquim Lloret, edifica, para el industrial Luis Abadal Oliveras, la Villa Eulalia.

- En 1922 se establece Jaume Balet Viñas en el número 8-10. Este Balet compraría a Joan Antoni Güell López, presidente de la sociedad anónima que había convertido la Torre Santa Catalina en Torre Güell, un terreno de 6.000 m2 para abrir un restaurante (1927) junto a la Font del Lleó (Fuente del León), una fuente que tenía una escultura de este animal y que se encontraba en los terrenos de Santa Catalina. Este restaurante daría mucha vida en la zona.

- En 1923 J. Ramoneda edifica la pintoresca casa del número 14-16, esquina Abadesa Olzet.

-Por último, en 1925 el doctor Barraquer planifica su casa, que quedó terminada en 1927; una construcción que combinaba la masía catalana y el palacete inglés y de la que hablaremos en otra ocasión.

Inscríbete a nuestra newsletter




Testimonios

  • Belinda Washington “El trabajo que hace la Fundación es fantástico. El objetivo es muy bueno, ayudar a [...]
  • Albert Om “La clínica Barraquer es un microestado independiente visitado por gente de todo el [...]
  • Plácido Domingo “Su increíble y total dedicación al paciente al que trata además de con su ciencia [...]
  • Ver todos

Pedir cita

Solicita visita con nuestros especialistas

PIDE CITA AHORA