Blefaroplastia



Bolsas en los ojos

¿Qué es la blefaroplastia?

La función principal de los párpados es proteger el ojo de los agentes externos (luz excesiva, cuerpos extraños, etc.) y repartir la lágrima sobre el globo ocular. Pero no debemos olvidar, que también desempeñan un papel fundamental en la expresión y estética facial. Con el paso del tiempo los tejidos alrededor del ojo envejecen, la piel se vuelve más laxa y tiende a caer, dándole a nuestra mirada un aspecto triste y cansado. La blefaroplastia es la cirugía que corrige el exceso de piel y las bolsas en los ojos, tanto del párpado superior como del inferior. Mediante esta cirugía conseguimos rejuvenecer la mirada.

Síntomas

La juventud se caracteriza por una mirada limpia, tersa, directa y viva. Esta claridad de la mirada se va perdiendo con el paso inexorable del tiempo, por el crecimiento excesivo de piel en los párpados superiores, o la aparición de “bolsas” grasas en los párpados inferiores, o arrugas como las patas de gallo, que van oscureciendo y entristeciendo la expresión de la mirada. En algunos casos el exceso de piel es tan importante que puede verse comprometido el campo de visión. Dicho proceso natural, puede verse acelerado por factores hereditarios, estrés, trastornos del sueño, enfermedades de la piel, o un exceso de exposición al sol.

Tratamiento de las bolsas en los ojos

La blefaroplastia es una técnica quirúrgica ambulatoria que se realiza con anestesia local y sedación, para eliminar las bolsas en los ojos. La blefaroplastia superior se realiza a través de una pequeña incisión siguiendo el surco natural del párpado, de manera que evitamos las cicatrices. En el párpado inferior, si existe un gran exceso de piel, se realiza también la incisión externa siguiendo las líneas naturales, justo por debajo de las pestañas pero si por el contrario el paciente refiere “bolsas” pero sin exceso de piel, se realiza una incisión interna a través de la conjuntiva sin cicatriz quirúrgica. Los primeros días tras la intervención, puede existir cierto grado de inflamación. Si realizamos durante la primera semana de la cirugía unas sesiones de drenajes linfáticos del método Vodder, ayudamos a eliminar el acúmulo de líquidos, acortando así́ el postoperatorio y favoreciendo una pronta recuperación. A las dos semanas el paciente puede ya reanudar su vida normal percibiendo un resultado definitivo a partir de los tres meses.

Prevención

Actualmente conseguimos excelentes resultados cosméticos con la blefaroplastia, la cirugía cosmética palpebral, y la aplicación de la toxina botulínica para mejorar la expresión y las arrugas perioculares. No obstante, se podrían optimizar los resultados, mejorando previamente la textura de la piel, envejecida por el paso de los años. En el Centro de Oftalmología Barraquer se dispone de un procedimiento de última generación el Thermage CPT System de radiofrecuencia. Ésta es una tecnología no quirúrgica, diseñada para reafirmar la piel de forma no invasiva y personalizada, alcanzando resultados en una sola sesión; logrando un aspecto evidentemente más joven. Después del tratamiento, que se puede realizar en cualquier época del año y en cualquier tipo o color de piel, podemos seguir la rutina diaria con normalidad.


Testimonios

  • Gerard Lopez
    “Es un centro reconocido mundialmente, el “Barça” de la oftalmología. La Dra. Elena [...]
  • Antonio Franco
    “Es relevante el empeño de la familia Barraquer para desarrollar, en paralelo a su [...]
  • Javier Godó, conde de Godó
    “La Barcelona del último tercio del siglo XiX dispuso de una generación de [...]
  • Ver todos