Dacriocistorinostomía transcanalicular



Doctores

Dacriocistorinostomía transcanalicular

¿Qué es?

Uno de los síntomas oculares que más molestan y preocupan a la población es el exceso de lagrimeo. Aunque en muchas situaciones de exposición al frío o al viento es normal y muy frecuente que los ojos lloren, hay personas que tienen esta sensación de forma continua; la epífora, dificultando la actividad diaria y convirtiéndose en una patología que precisa evaluación por el oftalmólogo especialista.

La dacriocistorinostomía (DCR) transcanalicular, es un tratamiento innovador asistido con láser para el tratamiento de la obstrucción lagrimal que minimiza las complicaciones de la técnica clásica.

Síntomas

En condiciones normales, nuestra lágrima debe desaguar del ojo hacia las fosas nasales para cumplir así́ un circuito que protege nuestros ojos y nos permite el recambio constante de humectante. Pero a veces el “desagüe” del sistema lagrimal puede sufrir alteraciones en su calibre e incluso llegar a obstruirse. Esta situación deriva en un lagrimeo constante, molesto y patológico que puede afectar a la vida cotidiana, además de producir infecciones frecuentes y recidivantes (dacriocistitis) que constituyen una contraindicación ante una cirugía de cataratas. La vía lagrimal debe ser reparada antes de la intervención, para eliminar el riesgo de infección que supone.

Tratamiento

El tipo más frecuente de obstrucción lagrimal es la que afecta al final del recorrido de la lágrima, en la parte baja del conducto lacrimal, en su unión con el hueso de la nariz. La corrección de esta patología tiene una solución muy efectiva; la dacriocistorinostomía (DCR). Esta técnica quirúrgica se basa en realizar una nueva ventana ósea en el hueso lagrimal que comunique el saco lagrimal con la nariz, a fin de superar la obstrucción que se ha creado.

La DCR clásica o externa, tiene dos puntos complejos: el acceso en la piel entre el ojo y la raíz de la nariz, que en un bajo porcentaje de personas puede dejar una cicatriz y la posibilidad de sangrado. A pesar de esto, en manos expertas el éxito quirúrgico alcanza cerca del noventa por ciento.

La DCR asistida por láser Diodo se realiza con técnicas laparoscópicas, mediante cámara y pantalla de televisión. Basada en los mismos principios que la técnica clásica, el acceso es por vía lagrimal sin necesidad de incisiones en la piel. Además, es mucho menos agresiva con los tejidos, por lo que la posibilidad de sangrado es prácticamente inexistente. Es una técnica en desarrollo, ya utilizada de forma precursora en nuestro Centro desde 1984, que sigue evolucionando. Es una forma de intervenir la vía lagrimal con mínima agresión para el organismo y que permite la incorporación a la vida laboral activa de forma precoz.

Prevención

Es imprescindible realizar una excelente selección de pacientes, ya que sólo una parte de las personas con obstrucción lagrimal serán susceptibles a ser intervenidas con láser.  Variables como la zona de obstrucción, la edad, el sexo, y los antecedentes de infección o cirugía previa serán claves para valorar la idoneidad del tratamiento. Por ello, es conveniente que, ante situaciones en las que el lagrimeo se convierta en molestia el paciente acuda al oftalmólogo, quien valorará en cada caso las posibilidades de solventar esta alteración de la forma más efectiva.

Doctores


Testimonios

  • Julia Otero
    “El Profesor Barraquer convierte cada visita en una clase magistral para los jóvenes [...]
  • Xavier Trias
    “El Centro de Oftalmología Barraquer nació con una vocación clara de convertirse en [...]
  • Antonio Franco
    “Es relevante el empeño de la familia Barraquer para desarrollar, en paralelo a su [...]
  • Ver todos