Retinopatía diabética



Doctores

Retinopatía diabética

¿Qué es?

La retinopatía diabética es una complicación frecuente de la diabetes mellitus y aparece cuando se deterioran los vasos sanguíneos de la retina. Estos vasos alterados pueden dilatarse, provocar el escape de fluido (plasma, lípidos y/o sangre) e incluso pueden ocluirse, dejando parte de la retina sin circulación sanguínea. Todos estos fenómenos que suceden a causa de la diabetes pueden ocasionar un daño progresivo en estructuras muy nobles del globo ocular, dando lugar a una disminución severa de la visión e incluso, sin un tratamiento adecuado, conducir a la ceguera.

Síntomas

La disminución lentamente progresiva de la visión en una persona diabética suele traducir la presencia de líquido acumulado en la parte central de la retina (“edema macular”). Otras veces, la enfermedad debuta con una hemorragia intraocular aguda, siendo el primer síntoma la aparición súbita y muy alarmante de manchas que oscurecen parcial o totalmente la visión. Sin embargo, es importante recordar que la retinopatía diabética puede estar presente, incluso en fases muy avanzadas, y no dar lugar a ningún tipo de molestia visual.

Tratamiento

Algunos pacientes afectos de retinopatía diabética únicamente precisan realizar controles periódicos de su estado ocular. En otros casos es necesario aplicar láser selectivamente sobre los vasos anómalos de la retina para reducir el edema, o bien sobre áreas isquémicas (sin riego sanguíneo) para evitar la progresión de la enfermedad hacia formas más graves. En los casos más avanzados, con hemorragia intraocular y/o desprendimiento de retina, es preciso recurrir a técnicas de microcirugía intraocular (vitrectomía), que habitualmente realizamos bajo anestesia local.

El láser y la cirugía son procedimientos altamente efectivos en el tratamiento de la retinopatía diabética, siempre y cuando estén correctamente indicados y realizados por un oftalmólogo especializado en esta enfermedad. Igualmente se pueden utilizar fármacos intraoculares que pueden ser efectivos en algunos casos.

Prevención

La diabetes mellitus es un trastorno metabólico global que cursa con diversas complicaciones vasculares en el organismo. Además, cuando la enfermedad coexiste con otras alteraciones generales (hipertensión arterial, obesidad, aumento del colesterol, etc.) el riesgo de sufrir complicaciones oculares se multiplica. Por ello, la primera recomendación para un paciente afecto de retinopatía diabética es que sea muy disciplinado con el cuidado de su estado general, con la dieta, con el control del peso y con las pautas que le marque su endocrinólogo. La diabetes no se cura, pero su buen control ya supone una gran conquista.

 

Doctores


Testimonios

  • Jordi Sabatés
    “El milagro Barraquer. Un trato de alto contenido humano, sin prisas, con un rigor [...]
  • Marina Geli
    “La familia Barraquer ha crecido con Barcelona, con sus anhelos de modernidad y de [...]
  • Gerard Lopez
    “Es un centro reconocido mundialmente, el “Barça” de la oftalmología. La Dra. Elena [...]
  • Ver todos