Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias, o para obtener más información, personaliza la configuración.

Cirugía de blefaroplastia

03/02/2021

La cirugía de blefaroplastia, para tratar párpados caídos y corregir las bolsas de los ojos, crece tras el confinamiento

En estos tiempos de pandemia, la expresión de los ojos ha tomado especial relevancia. El uso prolongado de mascarilla, debido a las medidas aplicadas ante la pandemia de COVID 19, ha disparado el interés para someterse a la cirugía de blefaroplastia, la intervención cosmética de la mirada que corrige las bolsas y el exceso de piel en los párpados.

Tras el confinamiento por la pandemia, desde la Unidad de Oculoplastia de Barraquer, que cuenta con 20 años de experiencia en este tipo de intervenciones, hemos registrado un aumento del 14% en la cirugía de los cuatro párpados, que es la más demandada actualmente.

Al tener que ocultar la mímica de la parte inferior del rostro y de la boca, debido al uso de la mascarilla, el estado de la mirada ha ganado peso. Así, aquellas personas que no se sienten cómodas a causa del reflejo del cansancio, tristeza o exceso de piel y grasa en el contorno de los ojos, están buscando formas para mejorar su aspecto.

El coordinador de la Unidad de Oculoplastia de Barraquer, el doctor Gorka Martínez Grau, también presidente de la Sociedad Española de Cirugía Plástica Ocular y Orbitaria (SECPOO), destaca que el uso de la mascarilla “ha dado mayor importancia al estado de la mirada en nuestro entorno”.

 

Aumenta el interés entre los hombres

La cirugía de blefaroplastia es el método más utilizado para corregir bolsas y tratar los párpados. Se trata de una intervención ambulatoria -que no requiere ingreso-, rápida y segura, siempre que se realice por parte de oftalmólogos especializados en cirugía plástica ocular.

Existen tres tipos de intervenciones de blefaroplastia: la que trata párpados superiores, incluyendo o no la intervención de la ceja, con el objetivo de eliminar el exceso de piel y grasa para corregir la flacidez y la caída y reducir la expresión de tristeza o cansancio; la de párpados inferiores, para acabar con las bolsas prominentes o las ojeras, que denotan una expresión facial fatigada; y una última que combina las dos anteriores para rejuvenecer completamente la mirada.

Por lo general, los pacientes que se someten a este tipo de cirugía “tienen entre 35 y 70 años de edad y responden a perfiles sociales muy diversos, aunque en la mayoría de los casos, esgrimen el uso de la mascarilla como el principal motivo que les ha llevado a tomar esta decisión”, según el doctor Martínez Grau.

Además, en los últimos años, cada vez hay más hombres interesados en realizarse estas intervenciones. Actualmente, el 30% de quienes se someten a estas cirugías son hombres, frente al 70% de mujeres, mientras que, 5 años atrás, la proporción era del 10% de hombres y el 90% de mujeres.

 

La Unidad de Oculoplastia de Barraquer

La cirugía de blefaroplastia la realiza el equipo de la Unidad de Oculoplastia del Centro de Oftalmología Barraquer, liderado por el doctor Gorka Martínez Grau, que además de ser presidente de la SECPOO es miembro fundador de la Sociedad Panamericana de Oculoplastia, miembro de la Sociedad Española de Oftalmología, de la Sociedad Española de Estrabismo, de la American Academy of Ophthalmology y de la Sociedad Panamericana de Oftalmología.

Recientemente, en Barraquer hemos incorporado a la doctora Sandra Planella, oftalmóloga especialista de las áreas de Órbita y Oculoplastia y Oncología ocular, que cuenta con una amplia experiencia en el ámbito de la cirugía plástica ocular.

Newsletter