Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias, o para obtener más información, personaliza la configuración.

Lente intraocular

11/01/2021

Los avances tecnológicos constantes en el procedimiento y sobre todo las mejoras en las propiedades ópticas de las LIO han hecho que la operación de catarata sea una de las intervenciones más exitosas en todo el mundo.

El cristalino es la lente natural del ojo que nos permite enfocar la imagen tanto en visión lejana (> 6 metros) como cercana (aproximadamente 20-30 cm). Debido a cambios naturales relacionadoscon la edad y a otros inducidos por diferentes factores (diabetes, traumas, exposición a radiaciones o alteraciones metabólicas, por ejemplo), el cristalino pierde transparencia, es decir, se opacifica, dando lugar a la aparición de la catarata. Los síntomas habituales son: pérdida progresiva de la visión, visión con “niebla”, deslumbramientos con las luces (especialmente por la noche), miopización (efecto de ver mejor de cerca sin gafas cuando antes no era posible), entre otros.

Cirugía de la catarata

Actualmente la única medida disponible y efectiva para resolver esta situación es la cirugía de la catarata con lente intraocular (facoemulsificación). Esta intervención se realiza de manera ambulatoria (requiere un ingreso de pocas horas), con anestesia tópica (gotas) o local (operación indolora), y consiste principalmente en extraer la catarata con ultrasonidos a través de una incisión o corte pequeño (2 mm) e implantar una lente intraocular (LIO) en su lugar. La duración de la intervención suele ser de unos 10-15 minutos y se realiza en cada ojo por separado, con unos días de diferencia (generalmente una semana). Dependiendo de las necesidades y características oculares de cada paciente, el tipo de LIO podrá ser monofocal (enfocada a una distancia, generalmente para lejos) o multifocal (enfocada a varias distancias: lejos, intermedia y cerca). En casos de astigmatismo elevado, estas lentes pueden incorporar la corrección de este (LIO tóricas).

El postoperatorio es corto. Generalmente se realiza un control al día siguiente de la operación, a la semana y al mes; tras esta última visita se puede dar el alta de la cirugía. Con la excepción de algunas limitaciones en la actividad física (por ejemplo, deporte, baños en piscinas o playa), la recuperación visual es rápida y se puede hacer vida normal a los pocos días.

El Centro de Oftalmología Barraquer es un centro pionero en el tratamiento de las cataratas, con más de 80 años de experiencia y más de 3.500 intervenciones anuales. Además de contar con un equipo de 10 oftalmólogos especializados en el tratamiento de esta patología, utiliza las últimas técnicas quirúrgicas y avances tecnológicos. En nuestro centro utilizamos diversos modelos de lentes intraoculares (más de 20 diferentes), escogiendo la más adecuada para cada uno de nuestros pacientes de manera personalizada, y permitiendo unos resultados satisfactorios en la mayoría de ellos. Además, Barraquer ha sido reconocido como el primer centro de esta especialidad según el Monitor de Reputación Sanitaria de 2019.

Doctor Borja Salvador, oftalmólogo del Centro de Oftalmología Barraquer

Newsletter