Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias, o para obtener más información, personaliza la configuración.

17/04/2020

Actualmente, se está estudiando el potencial regenerativo innato del cuerpo humano como una opción de tratamiento para algunas enfermedades oculares. Por ejemplo, en casos de ceguera corneal, debido a la pérdida o deterioro de las células madre limbares en el borde de la córnea, por enfermedad o lesión química. Ensayos clínicos recientes han utilizado células madre limbares cultivadas en el laboratorio implantadas en las áreas enfermas de la córnea para renovarla.

Otro ensayo clínico que se está preparando en el departamento de investigación de nuestro Centro (como miembro de una red española de investigación clínica) propone el uso de células madre adultas derivadas de tejido adiposo para regenerar el estroma corneal.

El cristalino es otro objetivo potencial para la regeneración del tejido ocular. Actualmente, cuando un paciente desarrolla cataratas, la parte interna opaca del cristalino se extrae quirúrgicamente de la cápsula del cristalino y se reemplaza con una lente artificial. Sin embargo, en muchos casos, quedan algunas células del cristalino. Estas células crecen desorganizadas y producen tejido cicatricial. Este proceso se llama opacificación capsular posterior. Sin embargo, hemos notado que ciertas áreas de esta opacificación muestran una morfología de cristalino normal. En base a esto, uno de nuestros proyectos de investigación actuales es comprender cómo estimular la actividad como células madre de estas células para llegar a regenerar un cristalino transparente por completo.

Si bien todavía no podemos regenerar tejidos oculares enteros, como la totalidad de la córnea o la retina, se están regenerando células específicas a partir de células madre y se insertan en el ojo para recuperar funciones específicas

Finalmente, otra causa importante de ceguera es la degeneración de la retina, como en la retinosis pigmentaria. El Centro de Regulación Genómica (CRG) de Barcelona ha demostrado en ratones que las células de la retina pueden reprogramarse in vivo en precursores de la retina para convertirse en fotorreceptores funcionales, células especializadas dedicadas a convertir la luz en señales visuales. Actualmente estamos colaborando con el CRG preparando tejido retiniano de donantes para confirmar estos resultados en humanos.

Ralph Michael y Justin Christopher D'Antin, investigadores del Centro de Oftalmología Barraquer.

Newsletter