Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias, o para obtener más información, personaliza la configuración.

Consejos vision durante el embarazo

23/11/2015

Durante el embarazo la salud del bebé es lo primordial. Sin embargo, la madre debe cuidarse también. Por ello queremos compartir algunos  consejos sobre la visión para tener en cuenta durante el embarazo.

Sequedad ocular

Es muy frecuente durante el embarazo notar cierta sequedad en los ojos a causa de una disminución de la secreción lagrimal por fluctuaciones hormonales.

  • Si usas lentes de contacto, es posible que necesites cambiarlas temporalmente por las gafas.
  • Aumenta la predisposición a sufrir infecciones tipo conjuntivitis, etc. debido a que la calidad de nuestra lágrima se puede ver reducida.
  • Se trata de una molestia que seguramente desaparecerá tras el parto. Un colirio lubricante te será de gran ayuda para aliviarlo.

Aumento de la sensibilidad a la luz

Hay un aumento de la sensibilidad de los ojos a la luz, agravado por el hecho de que las migrañas también son más frecuentes entre las embarazadas.

  • Usar lentes de protección ultravioleta adecuadas mejorará las molestias.

Hinchazon de los párpados

Puede haber hinchazón de los párpados por las mañanas, por los problemas circulatorios propios asociados a los cambios hormonales.

Se produce un aumento del grosor de la córnea, que puede traducirse en un leve aumento de las dioptrías, especialmente en la miopía.

  • Incluso aquellas mujeres que nunca han tenido problemas visuales pueden llegar a experimentar miopía durante el periodo de gestación.
  • Estos cambios normalmente vuelven a los valores anteriores después de la lactancia.
  • Por este motivo en estos meses de embarazo y lactancia no se debe cambiar de gafas o lentillas ni operarse de cirugía refractiva.

Disminución de la presión intraocular

También puede disminuir la presión intraocular que debe tenerse en cuenta en pacientes con glaucoma.

Hay que tener especial cuidado con las mujeres que tengan antecedentes de hipertensión o diabetes,

  • Sobretodo si se nota una disminución significativa de la visión.
  • En especial ellas deben tener un control oftalmológico del fondo de ojo durante todo embarazo, ya que pueden presentar complicaciones.

Miopías medias y elevadas

También en casos de mujeres con miopías medias y elevadas

  • Es necesario tener un especial cuidado y llevar un seguimiento más exhaustivo de nuestra visión, incluso del fondo de ojo, para evitar cualquier complicación, sobre todo durante el parto por la predisposición a sufrir complicaciones, la más grave es el desprendimiento de retina.
  • Por esto, es habitual que los ginecólogos insistan en que las mujeres embarazadas con miopía (incluso aquellas que se han sometido a cirugía refractiva) acudan a revisión oftalmológica para conocer el estado del ojo y decantarse, en caso necesario, por un tipo de parto u otro.

Así que es recomendable realizar una revisión oftalmológica durante el embarazo, especialmente si la embarazada ha padecido alguna enfermedad ocular o si la sufre.

Newsletter