Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias, o para obtener más información, personaliza la configuración.

¿Qué es la miopía?

La miopía es una alteración de la refracción en la que los objetos lejanos se enfocan por delante de la retina y no sobre ella. Esto origina que la visión de dichos objetos sea borrosa. Suele iniciarse en la infancia y evoluciona hasta la edad adulta.


Se produce porque el ojo es demasiado alargado o la córnea tiene más curvatura de lo normal o el cristalino es demasiado potente.

La OMS prevé que en 2050 un 50% de la población munidal tendrá miopía.

¿Quien tiene más riesgo de padecerla?

Existen diversos factores causantes de esta alteración, entre ellos figuran los siguientes:

  • Causas genéticas
    La miopía se transmite frecuentemente de padres a hijos, siendo un gen dominante.
  • Causas patológicas 
    Algunas enfermedades pueden causar miopía de forma temporal o permanente.
  • Causas ambientales
    Algunas personas experimentan problemas de visión solo en circunstancias puntuales, como con baja iluminación ambiental o en  determinadas profesiones donde se trabaja a corta distancia con los objetos, como ocurre cuando se usa un microscopio.

¿Cuándo acudir al oftalmólogo?

Los síntomas de la miopía pueden incluir dolores de cabeza, cansancio visual, forzar la vista para ver bien y problemas para enfocar objetos lejanos.

Su inicio tiene lugar en la infancia y suele progresar en la edad adulta.

En los niños hay que estar atentos a determinados síntomas ya que la miopía tiende a manifestarse en la edad escolar:

  • Dificultad para ver bien la pizarra
  • Sostener libros muy de cerca al leer
  • Sentarse muy cerca del televisor
  • Rendimiento escolar bajo

Tratamientos de la miopía

El tratamiento de la miopía debe individualizarse en cada caso, y aunque no se cura, se puede corregir mediante:

  • Correción con gafas y/o lentillas
    Es la forma más simple de corregir la miopía
  • Cirugía refractiva láser
    Técnica LASIK, PRK y SMILE. Son las técnicas más utilizadas en la operación de miopía por su probada seguridad y eficacia.
  • Lentes intraoculares
    En casos seleccionados existen otras técnicas quirúrgicas como son el implante de lentes intraoculares fáquicas (sin quitar el cristalino) o la extracción del cristalino e implantando una lente intraocular.

La cirugía refractiva láser es la técnica más utilizada para corregir la miopía.

Profesionales que tratan esta patología

Preguntas frecuentes

  • En la miopía hay un desajuste entre el sistema óptico del ojo y su longitud. Se puede producir, bien porque la córnea o el cristalino tienen demasiada potencia dióptrica o bien porque el ojo es excesivamente largo, de aquí que la miopía aumente cuando el ojo incrementa su tamaño con el crecimiento. Estos cambios, también puede estar condicionados, entre otras causas, por factores genéticos o hereditarios.

  • Debemos sospechar miopía en un niño cuando no vea bien la pizarra o la televisión, cuando se acerque mucho para ver los objetos o cuando entorne los ojos para mirar de lejos.