Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias, o para obtener más información, personaliza la configuración.

simulador cirugia 3d catarata retina

19/09/2017

El proceso de aprendizaje es la capacidad para adquirir conocimientos y habilidades, con mayor o menor facilidad en función de cada uno. El mecanismo fundamental para que se dé suele ser la imitación y la repetición.

En algunas profesiones no es sencillo ya que no existe margen de error. Este es el caso de la microcirugía ocular donde la extraordinaria precisión y el perfecto conocimiento de la tecnología empleada son una obligación para garantizar la seguridad y la visión del paciente.

La solución para aprender sin posibilidad de dañar, adquiriendo las competencias necesarias, pasa por la cirugía experimental en ojos de cadáveres y la simulación en modelos anatómicos.

Simulador 3D para la cirugía de catarata y retina

En el Centro de Oftalmología Barraquer disponemos de un departamento dedicado a este propósito que además cuenta ahora con un simulador 3D con módulos para la cirugía de catarata y retina.

Esta tecnología tiene como objetivo reproducir, de la forma más cercana a la realidad, el escenario de una actividad quirúrgica cotidiana como podría ser una cirugía de catarata.

El equipo cuenta con un microscopio que devuelve una imagen virtual en tres dimensiones, una máscara que simula la cara y ojo del paciente y unos pedales que permiten cambiar las condiciones de visualización del microscopio.

Además dispone de utensilios equivalentes a los que se usan en la cirugía de catarata y vítreo. La interacción del instrumento con el tejido es muy cercana a la realidad, otorgando el tacto necesario para poder abordar la situación con la máxima verosimilitud.

El proceso de aprendizaje

El aprendizaje se puede estructurar mediante un programa de actividades que aumentan en dificultad a lo largo del tiempo. Algunas de ellas van más allá de la cirugía con algunas actividades propias de un videojuego para entrenar el temblor y la precisión. Incluso se puede mejorar el uso de la mano no dominante con el objetivo de que el cirujano gane en habilidad.

Aquel que lo usa solo puede avanzar después de haber alcanzado el nivel de rendimiento requerido. Al finalizar cada actividad se dispone de un resumen de rendimiento que es evaluado por instructores y que proporciona una visión condensada sobre el estado del entrenamiento de los usuarios y que permite determinar el paso de la cirugía virtual a la real.

En un centro de prestigio donde la salud de los pacientes es lo primero se debe garantizar que la docencia y la adquisición de habilidades de nuestros alumnos supere los mínimos necesarios que aseguren el éxito de la cirugía y que las complicaciones que puedan surgir se deban solo a la dificultad del caso y no a la curva de aprendizaje del alumno. 

Dr. José Lamarca

Newsletter