Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias, o para obtener más información, personaliza la configuración.

04/06/2018

En 1934 se inició la construcción de la casa, consultorio y clínica oftalmológica del doctor Ignacio Barraquer. El proyecto fue del arquitecto Joaquín Lloret que ya había diseñado en diciembre de 1925 la casa particular del doctor Barraquer en la avenida Pearson, 25, conocida como "La Masía". Una construcción novecentista con elementos góticos.

El proyecto

La clínica constaba inicialmente de tres “plantas: en el sótano se encontraban las instalaciones generales y la maquinaria que el doctor tenía para la creación y perfeccionamiento de aparatos oftalmológicos; en el entresuelo, el laboratorio fotográfico y las dependencias del conserje; en la planta baja, el consultorio y la clínica, museo y biblioteca; en el primer piso las habitaciones de los pacientes y comedor; en el segundo piso, habitaciones del personal auxiliar y en la última, la tercera, la vivienda del doctor y el solárium; en la terraza se encontraban los lavaderos.

La inauguración de la clínica

Se inauguró en 1941 y parece que en su diseño participó muy activamente el propio doctor Barraquer tanto en el aspecto exterior como en el interior y en el mobiliario.

El edificio, racionalista, está inspirado en el expresionismo alemán de Erich Mendelsohn con su fachada redondeada y toda una serie de ventanas corridas. Las plantas se organizan en torno a dos patios centrales que iluminan toda la clínica. El diseño interior es el propio del art déco y es notable la escalera de caracol. El ángulo de fachada estaba rematado por un cuerpo circular (solárium vidriado) desaparecido en la posterior ampliación.

Joaquim Lloret y Homs

Joaquim Lloret y Homs nació en el antiguo pueblo, ahora distrito de la capital catalana, de Sarrià en 1890 y murió en Barcelona en 1988. Se tituló en la Escuela de Arquitectura de Barcelona en 1915, teniendo como compañeros de promoción, entre otros, a Francisco Berenguer Bellvehí (hijo del colaborador homónimo de Gaudí), a Eusebi Bona, uno de los principales arquitectos del novecentismo catalán, y a Isidre Puig Boada, uno de los continuadores en los años 50 de las obras de la Sagrada Familia.

Sus obras

La mayoría de las obras de Lloret Homs son de estética novecentista, aunque en los años 30-40 cultivó el racionalismo, como en el caso que nos ocupa, y volvió después de la Guerra Civil al novecentismo más monumentalista, propio de la arquitectura de los regímenes totalitarios.  La mayor parte de su obra se encuentra en Sarrià.

Cabe mencionar:

  1. Torre San Fernando, actual comisaría de los Mossos d’Esquadra, en Margenat-Iradier.

1920/21. Torre San Isidro (Baltasar Garriga), ahora Clínica Cruz Blanca, Reina Elisenda con JV Foix.

  1. Can Piera, Major de Sarrià, 89.
  2. Laboratorios Doctor Andreu, actualmente desaparecidos, Moragas-Folgueroles.
  3. Restaurante "Nuria" en la Rambla, racionalista.1932/35. Casas Francesc Sangrà, Muntaner, 462-466 ​​con Herzegovina.
  4. Casa Francesc Sangrà, Herzegovina, 14, en un estilo completamente diferente al anterior.

1940/44. Grupo "El Rancho Grande", Vía Augusta, 170-180-Muntaner-Santaló.

Fuera de Barcelona, ​​tiene obras en Cerdanyola del Vallès, Montcada i Reixac, Sant Boi, Hospitalet y Sant Andreu de Llavaneres, de esta última población cabe mencionar las torres Matas (1921/23, calle Clòssens) y el Sindicato Agrícola de 1932 en la  calle Munt.

En 1971 el doctor Joaquín Barraquer solicitó la ampliación de la Clínica al arquitecto Salvador Capella, el cual hizo una actuación bastante mimética y respetuosa con el edificio existente aunque en la fachada deja ver los pilares metálicos verticales que refuerzan la estructura.

Valentí Pons Toujouse

Investigador en historia de la arquitectura

Newsletter