Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias, o para obtener más información, personaliza la configuración.

01/07/2016

A mi hija le encantan los caramelos y chuches, pero me han dicho que comer dulces puede ser perjudicial para la visión. ¿Es cierto?

Es muy poco probable que el consumo de chucherías pueda afectar única y exclusivamente a la vista.

Lo que sí puede hacer es descontrolar el metabolismo del niño aumentando el riesgo de caries, obesidad y diabetes mellitus tipo 1 o insulino dependiente, que será perjudicial para su futura salud visual.

Una mala gestión del metabolismo de los azúcares desde edades tempranas puede ser catastrófico para la visión en la edad adulta al desarrollar retinopatía diabética proliferativa, enfermedad capaz de causar ceguera.

Actualmente cada año 70.000 niños menores de 14 años desarrollan diabetes. Por ello la ingesta de golosinas, caramelos y helados debería estar siempre controlada.

Es importante concienciar tanto a padres como a niños: podemos disfrutar de estos alimentos con moderación sin que implique un riesgo directo para la salud.

Dra. María Iglesias

Newsletter