Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias, o para obtener más información, personaliza la configuración.

¿Qué es?

El ectropión es una malposición palpebral. Eso significa que el párpado, frecuentemente el inferior, se coloca en una posición errónea. En el caso del ectropión, el borde del párpado se gira hacia fuera, lo que es fácilmente visible al mirar la cara del paciente, pues se observa el color rojizo de la conjuntiva expuesta, que normalmente debe estar cubierta por el párpado.

Síntomas

Los pacientes con ectropión son muy frecuentes en la población general. Los más frecuentes son los llamados involutivos, anteriormente conocidos como seniles, en el que la edad es un factor determinante. Estos pacientes son el paradigma de los síntomas.

La mayoría cursan con lagrimeo, ya que el punto lagrimal queda evertido y hacia fuera, lo que imposibilita que la lágrima alcance correctamente la vía lagrimal de desagüe. Cuando la posición del párpado es más alterada, la exposición excesiva del globo causa, además, ojo rojo y francas molestias por sequedad, además evidentemente del trastorno estético que supone.

Tipos

Existen tres tipos fundamentales de ectropión, cada uno con causas diversas y tratamientos distintos.

  1. El más frecuente es el involutivo, debido al paso de los años y a la laxitud que éstos crean en los tejidos. Este hecho, totalmente asociado al envejecimiento, hace que la posición del párpado en contra de la gravedad se pueda ver alterado.
  2. También puede tratarse de un ectropión paralítico, en el que por alteración de funcionamiento del músculo orbicular, encargado de cerrar el ojo, la posición el párpado se ve afectada.
  3. Y el tercer tipo, quizá el menos frecuente, es el ectropión cicatricial, en el que el párpado se evierte por la acción tractora de la piel afecta de alguna patología dermatológica.

Prevención

La prevención del ectropión involutivo, el más frecuente, no existe. Es el efecto de una serie de procesos de envejecimiento que no pueden evitarse, pero sí detectarse de manera rápida para evitar problemas secundarios en el ojo.

Tratamiento

El tratamiento del ectropión es siempre quirúrgico. Se realizará una u otra técnica dependiendo de la etiología del ectropión, aunque siempre se trata de cirugía rápida, ambulatoria y de excelente resultado en la mayoría de ocasiones.

Profesionales que tratan esta patología

Preguntas frecuentes

  • Es posible que en el momento inicial del ectropión no exista molestia ocular, más que la afectación estética del párpado girado hacia fuera. No obstante, el globo ocular sufre en esta situación, por lo que la cirugía es siempre necesaria.

  • En absoluto. La cirugía, en todos los casos, comporta un inicial aumento de tensión en el párpado inferior que en ningún caso es doloroso, solo molesto mínimamente los primeros días tras la cirugía.

Newsletter