¿Qué es la mesoterapia facial?

La mesoterapia facial es un tratamiento antiaging intenso de renovación celular. Se inyecta en la piel una solución revitalizante compuesta de ácido hialurónico (AH) y otros nutrientes como vitaminas, aminoácidos, coenzimas, ácidos nucleicos, minerales y antioxidantes para rejuvenecer la piel.

La combinación de activos es capaz de restaurar la función fisiológica de los fibroblastos, las principales células de la piel que juegan un papel clave en su envejecimiento, produciendo colágeno, elastina y AH, pero que menguan su capacidad con la edad.

 

El cóctel de la mesoterapia recupera los componentes de la matriz extracelular y ayuda al fibroblasto aportando a la dermis una potente hidratación, grosor y luminosidad, además de corregir las arrugas superficiales, difuminar las manchas, iluminar la tez apagada y actuar como un estímulo para el rostro.

El tratamiento se realiza con una técnica mediante nanoagujas, resultando las micropunciones casi imperceptible para el paciente y logrando una gran comodidad. Puede realizarse de forma restaurativa en rostros maduros pero también tiene excelentes resultados preventivos en paciente más jóvenes.

La mesoterapia revitaliza y potencia la salud de cualquier tipo de piel, aportando unos beneficios más allá de la estética y muy difíciles de conseguir sin tratamiento:

  • Mayor funcionalidad de la piel, mejorando su calidad a través de la estimulación del fibroblasto, el aumento de fibras de colágeno y la potenciación de las fibras elásticas.
  • Luminosidad y resplandor.
  • Hidratación.
  • Suavidad.
  • Homogeneidad en el tono cutáneo, disminuyendo la pigmentación gracias al rejuvenecimiento actínico.
  • Tonicidad cutánea.
  • Antioxidante: cumple una función protectora frente a agentes irritante externos, como los rayos solares o el tabaco.
  • Seguridad óptima, ideal para zonas tan delicadas como el contorno de los ojos.
  • Sin estacionalidad, tratamiento apto para todas las estaciones.
  • Procedimiento poco invasivo, efectivo e indoloro prácticamente.

Consigue una piel más saludable

Una piel con una expresión natural y positiva inspira elegancia y salud, sin la necesidad de esconderla debajo del maquillaje. La revitalización de la mesoterapia no solamente aporta una piel más saludable, sino que permite reducir las imperfecciones de la tez, mejorando las principales preocupaciones estéticas:

  • Arrugas del párpado inferior
  • Arrugas del contorno ocular
  • Arrugas del área perioral
  • Líneas de expresión finas
  • Ojeras
  • Cambio de textura de la piel
  • Tez apagada
  • Flacidez y falta de elasticidad
  • Manchas

¿Cómo se realiza el tratamiento?

La mesoterapia facial se realiza a través de microinyecciones en un procedimiento rápido y sencillo:

1. PRE-TRATAMIENTO
No se requiere ningún cuidado especial por parte del paciente, únicamente la correcta elección de un equipo especializado donde acudir para el tratamiento. Ya en la consulta, el médico realizará un minucioso diagnóstico y limpiará la piel para prepararla.
2. TRATAMIENTO
El procedimiento tiene una duración aproximada de 30 minutos. Aunque la técnica de punción puede ser manual o con diferentes dispositivos, en Barraquer la realizamos con un sofisticado sistema en el que incorporamos la aguja más fina del mercado para determinar con exactitud la profundidad, la velocidad de punción y la cantidad de producto aplicado a cada paciente. Así, realizamos un gran número de inyecciones pero con la mínima marca y la máxima precisión. Estas micropunciones favorecen la experiencia del paciente, optimizando los resultados, aportado más seguridad, más confort, menos hematomas y prácticamente sin dolor. El tratamiento biorevitaliza, aporta una hidratación intensa, corrige arrugas finas y aporta luminosidad de forma instantánea. La mesoterapia facial es compatible con otros tratamientos como el ácido hialurónico, la toxina botulínica, los peelings revitalizantes, el microneedling o la luz pulsada intensa (IPL).
3. POST-TRATAMIENTO

Es frecuente la aparición de un ligero eritema, rojez facial, durante las primeras 24 horas. El paciente puede retomar sus actividades inmediatamente después del tratamiento, que es ambulatorio. Aunque es un procedimiento adaptado a cualquier época del año, incluso en verano, conviene evitar la exposición solar, los rayos UV y las temperaturas bajo cero al menos durante las 48 horas posteriores. Se recomienda realizar dos o tres sesiones anuales de mesoterapia facial, dejando un intervalo de tiempo entre cada una de ellas de un mes. El paciente puede repetir nuevamente el tratamiento cuando lo desee.

¿Cuáles son los resultados de la mesoterapia facial?

Los efectos de la mesoterapia facial pueden permanecer hasta 12 meses después de su aplicación, con resultados visibles tras la primera sesión. Los beneficios de este tratamiento están clínicamente probados y dan lugar a una transformación visible de la calidad de la piel tras cinco sesiones:

  • +144% luminosidad
  • +132% hidratación
  • +52% homogeneidad
  • +24% densidad
  • -33% arrugas
  • -59% tamaño de los poros

¿Para qué afecciones está recomendada?

El tratamiento de la mesoterapia facial se utiliza para distintas afecciones del rostro.

Profesionales que realizan este tratamiento

Newsletter