¿Qué son las ojeras?

Las ojeras son una depresión producida debajo del párpado inferior y que puede ir acompañada de una coloración oscura. Esta condición del rostro supone un desafío para los profesionales de la medicina estética y una gran preocupación para el paciente, que percibe un efecto envejecido por la apariencia cansada, triste e incluso malhumorada que las ojeras aportan.

Estas coloraciones tienen un gran impacto en el contorno de los ojos, la zona que presenta la piel más fina de todo nuestro cuerpo y que, por ende, es la que antes envejece. Por esta razón, no es de extrañar que las ojeras supongan uno de los principales motivos de incomodidad estética, pues los ojos son el reflejo de nuestra personalidad y las ojeras ensombrecen la mirada.

Tipos de ojeras

En la elección del tratamiento más adecuado para cada paciente, resulta fundamental distinguir ante qué tipo de ojera nos encontramos:

  • Ojeras pigmentadas: ojeras marrones o negras. Esta condición, técnicamente denominada hipercromía idiopática del anillo orbitario, se deben a una producción excesiva de melanina en la piel de los párpados por motivos congénitos o adquiridos.
  • Ojeras vasculares: ojeras azules, rosas o moradas. Su origen es una microcirculación débil del contorno ocular que provoca una adelgazamiento y laxitud de la piel. Estas ojeras se evidencian más en personas con la piel fina y clara.
  • Ojeras con surco o valle de lágrimas: estas ojeras tan estructuradas se marcan por un surco desde la vía lagrimal hasta la región de la mejilla y pueden adquirir varias tonalidades. Van acompañadas de una pérdida de volumen intraorbitario y se producen cuando la grasa de la mejilla desciende por la gravedad y el paso de los años, exponiendo una gran depresión en forma de bolsas palpebrales.

¿Por qué aparecen las ojeras?

Las ojeras se deben a una pérdida de volumen debajo de los ojos, en la zona situada entre el párpado inferior y el pómulo, y a menudo presentan también un oscurecimiento de color azulado, grisáceo o morado. La piel suele resecarse, volviéndose más fina y frágil con la edad. Como resultado, las ojeras se vuelven más huecas y evidentes a medida que pasa el tiempo debido principalmente a las siguientes causas:

  • Genética: los factores hereditarios y la pigmentación de la piel ostentan el rol más importante en la aparición de las ojeras, siendo la causa más difícil de combatir.
  • Edad: la pérdida de tejido graso y el adelgazamiento de la piel alrededor de los ojos son parte del proceso de envejecimiento y favorece la definición de las ojeras. 
  • Falta de sueño: el cansancio y el estrés son otra de las grandes causas de esta condición estética, cambiando la coloración del párpado inferior debido a la dilatación de los vasos sanguíneos. Las ojeras con este origen son de corta duración y más fácil remedio.
  • Consumo de tabaco, alcohol o exceso de cafeína: la nicotina y otras substancias tóxicas alteran la síntesis del colágeno y la elastina, responsables de proporcionar firmeza a la piel.
  • Alteraciones hormonales: en condiciones de cambio hormonal, como el embarazo, la lactancia o la menstruación, el cuerpo aumenta la producción de melanina, produciendo una hiperpigmentación de la piel y aumentando el riesgo de que aparezcan las temidas ojeras. 
  • Dieta no saludable: no nutrirse correctamente, así como la falta de hidratación, provocan una menor oxigenación en la sangre que malmete todos los tejidos del cuerpo, causando adelgazamiento de la piel y un aspecto desmejorado.
  • Sobreexposición al sol: tomar el sol durante periodos prolongados y sin protección provoca que el contorno ocular se deteriore, acelerando su envejecimiento y favoreciendo la aparición de las ojeras pero también de arrugas y manchas.
  • Estrés: la ansiedad y la fatiga afectan al funcionamiento de todo el organismo y es otra de las grandes causas de esta condición estética

¿Cuánto duran los efectos del tratamiento?

Por lo general, los efectos del AH se pueden mantener hasta 24 meses, los beneficios de la mesoterapia pueden perdurar de 6 a 12 meses, mientras que los de los peelings revitalizantes hasta 30 días. Con todos ellos se suelen observar resultados inmediatos después de la primera sesión y estos se potencian con el uso de una rutina cosmética médica personalizada para el paciente, así como unos hábitos de vida saludables.

¿Qué profesional debe tratar mis ojeras?

Las ojeras suponen una de las condiciones más desafiantes para los profesionales estéticos debido a la zona en la que se encuentran. El abordaje de estas depresiones hundidas resulta extremadamente delicado debido a la alta vascularización del contorno ocular, la presencia de elementos nerviosos, la fragilidad y delgadez de la piel de la zona, así como su proximidad respecto a estructuras tan importantes como son los ojos.

El éxito del tratamiento no depende únicamente de los productos utilizados o del paciente; también del profesional médico que lo realice, por lo que resulta crucial acudir a centros médicos con trayectoria reconocida para una mayor seguridad, evitando así riesgos y efectos adversos.

Confía tu mirada a quien más sabe de ojos

 

En este sentido, la participación de los médicos oftalmólogos especializados en la órbita ocular a la vez que en medicina estética oculofacial supone un gran valor añadido y un aporte extra de garantías para el paciente en la realización de cualquier tratamiento tanto de las ojeras como de cualquier otra afección en la zona periocular.

Tratamiento para las ojeras

Estas antiestéticas huellas en el rostro desaparecen muchas veces con un buen descanso y un estilo de vida saludable. Sin embargo, existen muchos hombres y mujeres que siguen teniéndolas aún cambiando sus hábitos y usando varios cosméticos, por lo que los tratamientos médicos estéticos sin cirugía se erigen como el tratamiento definitivo para eliminar cualquier tipo de ojeras:

Profesionales que tratan esta patología

Newsletter