¿Qué son los peelings revitalizantes?

Estimula tu piel con la biorevitalización sin agujas

 

La biorevitalización facial es un innovador procedimiento en forma de peeling que combina el ácido tricloroacético (TCA) con peróxido de hidrógeno (H2O2) para penetrar sin agujas en la dermis mediante un auténtico proceso regenerativo que estimula los factores de crecimiento y proporciona resultados muy rápidos sin agredir la piel, mejorando las siguientes afecciones:

  • Arrugas y líneas de expresión.
  • Contorno de los ojos.
  • Flacidez facial, del cuello o del escote.
  • Cicatrices depresivas.
  • Fotoenvejecimiento.
  • Melasma.
  • Acné activo y cicatrices de acné.
  • Secuelas de varicela.

Los peelings que utilizamos no dañan la piel, ya que no penetran hasta capas muy profundas, evitando el temido proceso de pelado o escarchas en la piel, conocido como el efecto frost.

¿Cuáles son los beneficios de los peelings revitalizantes?

Este tratamiento proporciona un efecto inmediato con una sola sesión, aportando grandes beneficios:

  • Tono uniforme.
  • Jugosidad, piel más densa y saludable.
  • Mejor textura.
  • Efecto alisante.
  • Hidratación.
  • No daña la piel.
  • Sin frost.
  • Efecto flash.
  • Sin agujas
  • Coadyuvante en el tratamiento del melasma y de las hiperpigmentaciones cutáneas.

¿Cómo se realiza el tratamiento?

Los peelings son un tratamiento no invasivo, ambulatorio y muy sencillo:

1. PRE-TRATAMIENTO
El tratamiento no requiere ninguna preparación previa de la piel, únicamente limpiar la zona a tratar, cosa que hará el profesional médico antes de proceder con el peeling. Lo que sí resulta fundamental es que el paciente escoja un centro médico idóneo para la realización del tratamiento que sin una adaptación personalizada puede no proporcionar los resultados deseados o incluso puede generar algún tipo de abrasión cutánea si no se efectúa de forma correcta.
2. TRATAMIENTO
Una vez en consulta, el tratamiento tiene una duración de apenas 15 minutos y no provoca dolor. Generando un masaje de forma manual, se aplica el peeling en el rostro con un producto que penetra hasta la dermis profunda, estimulándola sin lesionar la piel externa. Se aplica una primera capa hasta su total absorción y se puede repetir si es necesario. Después, el médico retirará el producto, aclarará el rostro y aplicará una crema nutriente e hidratante específica. Por último, indicará una pauta cosmética domiciliaria. Los peelings también son compatibles y potencian el resultado de otros tratamientos estéticos, funcionando como complemento perfecto a las sesiones de microneedling, la toxina botulínica, el ácido hialurónico, la mesoterapia facial o el plasma rico en plaquetas (PRP).
3. POST-TRATAMIENTO

Los peelings de biorevitalización facial, al no producir efecto frost, no precisan interrumpir las actividades diarias ni la vida social del paciente. El tratamiento se completa en casa por parte del paciente con la aplicación de una rutina cosmética personalizada para seguir estimulando la dermis y potenciar los resultados. Aunque una sola sesión ya consigue un efecto flash, lo ideal es realizar una sesión cada tres meses, indicación que concretará el médico de forma adaptada a las necesidades y las expectativas de cada paciente.

¿Para qué afecciones están indicados?

El tratamiento está indicado para mujeres y hombres con todo tipo de pieles, todo tipo de fototipos y se puede aplicar durante todo el año. Además, esta estimulación no ablativa de la dermis actúa como primer, preparando la piel para potenciar el resultado de cualquier otro tratamiento posterior.

Profesionales que realizan este tratamiento

Newsletter