Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias, o para obtener más información, personaliza la configuración.

06/05/2020

  • Las condiciones ambientales y la poca exposición a los alérgenos durante el confinamiento provocarán más casos de conjuntivitis alérgicas que otros años.
  • Con el desconfinamiento gradual, muchas personas notarán cómo se intensifican los síntomas, como el picor o la rojez a nivel ocular.
  • Cabe extremar las medidas de seguridad, como no tocarse los ojos, ya que el Covid-19 tiene a nivel ocular una vía importante de contagio.

El mes de enero ha sido el más cálido en 40 años. Las sucesivas lluvias en febrero y marzo, más una menor contaminación ambiental provocada por el cese de la actividad, hacen pensar que esta primavera tendremos más casos de conjuntivitis alérgicas que en otros años menos cálidos.

Durante los días de encierro, la menor exposición a los agentes alérgenos prevenía las peores consecuencias para los alérgicos. Pero con el desconfinamiento gradual, muchas personas notarán, sin duda, cómo se intensifican los síntomas. Por ejemplo, los alérgicos a la paritaria notarán pronto los síntomas, ya que, aunque son plantas que polinizan todo el año, en estos días empieza su auge.

El doctor José Lamarca, oftalmólogo del Centro de Oftalmología Barraquer, aporta luz en la materia para identificar este tipo de dolencia y diferenciarla de otros tipos de conjuntivitis, paliar sus molestias y, sobre todo, extremar las medidas de seguridad en un entorno de pandemia, donde cabe recordar que el Covid-19 tiene una vía importante de contagio a través de los ojos.

¿Cómo diferenciar una conjuntivitis alérgica de una vírica?

Sobre cómo detectar que padecemos conjuntivitis alérgica, el doctor aclara que “generalmente tendremos los ojos rojos y sobre todo un síntoma clave: el picor. También se puede acompañar de otros síntomas extraoculares como el picor nasal y/o en la zona posterior del paladar”, comenta el doctor Lamarca.

“Una conjuntivitis vírica también enrojece y afecta a los dos ojos -puntualiza el especialista-, sin embargo, suele dar mucha inflamación y el síntoma suele ser similar a si tuviésemos arenilla en los ojos. Otra clave es prestar atención a otros signos extraoculares que, en ocasiones, acompañan a las conjuntivitis víricas, como son la fiebre y molestias en las amígdalas”.

"La conjuntivitis vírica suele dar mucha inflamación y el síntoma suele ser similar a si tuviésemos arenilla en los ojos"

¿Cómo prevenir las alergias oculares?

“En primer lugar, debemos detectar y concretar a qué tenemos alergia y tratar de evitarlo. Si esto no es posible, debemos de extremar las medidas higiénicas, como no tocarse los ojos, y lavarse párpados y pestañas con agua y jabón sin que entre en contacto con el ojo. Unas medidas además de especial importancia para la prevención del contagio del Covid-19”, subraya este experto en superfície ocular.

“Se debe visitar a un oftalmólogo cuando los síntomas persistan y nos provoquen malestar, ya que existen remedios muy efectivos para algunas conjuntivitis.  Además, es importante que cuando las molestias se acompañan de una pérdida brusca de visión, gran inflamación o dolor ocular, hay que acudir a las urgencias médicas sin dudarlo”, advierte el doctor Lamarca.

Newsletter