Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias, o para obtener más información, personaliza la configuración.

13/07/2020

Mari Carmen Pacheco, responsable de Prevención de Riesgos Laborales del Centro de Oftalmología Barraquer, ha sido, junto con el doctor Ramón Rey, quien ha implementado las medidas de seguridad a causa de la pandemia del covid-19.

—¿Os cogió por sorpresa la pandemia? ¿Cuál fue vuestra reacción?

Estábamos informados de lo que estaba ocurriendo en otros países, de la gravedad de la situación y cuando comenzaron los primeros casos en nuestro país, y como en otras pandemias vividas, se estableció un protocolo de actuación en caso de un posible caso de paciente sospechoso para poder proteger a los trabajadores y al resto de pacientes.

El decreto del estado de alarma no nos cogió por sorpresa, porque el Profesor Rafael I. Barraquer junto con la Dirección Médica, ya habían establecido el jueves 12 de marzo, que a partir del 16 de marzo se iban a establecer servicios mínimos en el Centro y, por tanto, el viernes antes del estado de alarma ya estábamos coordinando los recursos internos para avisar a los y las pacientes para aplazar sus visitas o cirugías no urgentes.

—¿Qué directrices habéis ido siguiendo?

Se han seguido las directrices marcadas por el Gobierno y la Generalitat de Catalunya, e internamente por la Dirección y el servicio de prevención propio (médico y técnico) del Centro, con los medios de los que disponíamos. Inicialmente hubo que establecer rápidamente los medios tanto humanos como materiales, pero gracias a la colaboración del personal se hizo con bastante agilidad. Luego, los cambios no han sido tan bruscos y el establecimiento de una incorporación progresiva tanto de visitas, cirugías como de personal, por parte de la Dirección del Centro, ha ayudado a ir poco a poco y supervisando las medidas adoptadas.

“Las medidas adoptadas son las adecuadas para garantizar la seguridad de pacientes y trabajadores”

—Durante las primeras semanas solo se podían tratar urgencias. ¿Fue muy difícil coordinar los protocolos de seguridad?

Fue difícil por la escasez de material y suministro de lo básico: mascarillas, batas, alcohol, etc., pero no por la coordinación con el personal. Con la colaboración de todos, las medidas propuestas se pudieron implantar rápidamente para garantizar la seguridad tanto de pacientes como de los trabajadores que estaban de guardia (personal de urgencias, quirúrgico, enfermería de hospitalización, recepción, limpieza, mantenimiento y restauración).

—El Centro ya está totalmente habilitado para recibir visitas programadas. ¿Qué tipo de medidas de seguridad habéis implementado?

Se han implementado diferentes medidas siguiendo las recomendaciones establecidas tanto por el Ministerio de Trabajo y Economía Social para los servicios de prevención de riesgos laborales, como las recomendaciones para empresas y personas trabajadoras sobre actuaciones vinculadas a las situaciones que se puedan producir por el efecto del coronavirus del Consell de Relacions Laborals de Catalunya, así como las establecidas por las sociedades oftalmológicas para la atención a pacientes oftalmológicos.

Medidas adoptadas
  • Planificación semanal de visitas y cirugías, realizando un aumento progresivo de la actividad asistencial desde el 4 de mayo, con supervisión para garantizar las visitas y cirugías con las medidas de seguridad establecidas según protocolo.
  • Colocación de protecciones en los equipos oftalmológicos.
  • Colocación de protecciones colectivas en las recepciones y enfermería.
  • Redistribución de asientos en las salas de espera y ampliación de salas de espera.
  • Control de accesos para garantizar que el aforo en el Centro sea el adecuado.
  • Control de paquetería y proveedores.
  • Aumento del número de dispensadores de gel hidroalcohólico para garantizar la higiene de manos a la entrada de los despachos/habitaciones.
  • Permanencia en teletrabajo para cierto personal del Centro.
  • Señalización como recordatorio de las medidas de higiene y distancia.

—¿Cómo se ha asegurado el Centro de que las medidas eran adecuadas?

Solicitamos los servicios de Audelco, como empresa auditora, para obtener el sello Espacio Covid Protegido y Validación de Planes de Apertura, cuyo objetivo es proporcionar a clientes y trabajadores la confianza de que el centro de trabajo dispone de un sistema de gestión para minimizar el riesgo de contagio del covid-19, acorde con las directrices del Ministerio de Sanidad, las recomendaciones de la OIT, así como la normativa legal que resulte de aplicación.

El modelo tiene un enfoque doble:

  • Validación documental de planes de apertura, con alcance de empresa o centro de trabajo y dirigido esencialmente a trabajadores propios.
  • Sello de Espacio Covid Protegido. El sello se otorga al centro de trabajo y va dirigido tanto a trabajadores propios como clientes.

—¿Ha sido una satisfacción recibir el sello Espacio Covid Protegido?

Sí, porque es una demostración de que lo estamos haciendo bien y que las medidas adoptadas son las adecuadas para garantizar la seguridad de pacientes y trabajadores. Es como una recompensa al esfuerzo realizado.

—¿Hay alguna anécdota protagonizada por pacientes o personal que te haya impactado o llamado la atención?

Quizás lo que más me ha llamado la atención en estos meses, es que a pesar del miedo que pudiéramos tener a la situación que estábamos viviendo, ya fuese durante el confinamiento o posteriormente al ir poco a poco aumentando actividad, el ser humano tiene una gran capacidad de adaptación. Además, nosotros tenemos un objetivo común que es atender a los y las pacientes, sin pensar demasiado en ese miedo de poder caer enfermos. A pesar del cansancio, seguimos adelante para poder volver a la normalidad.

—¿Tú, como paciente, acudirías al Centro con total tranquilidad?

Sí, por supuesto, me paso muchas horas aquí, de arriba abajo (risas) y me siento igual de segura que en mi casa.

Newsletter