Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias, o para obtener más información, personaliza la configuración.

26/07/2017

Me levanto por la mañana y me encuentro con los ojos pegados con legañas, ¿a qué es debido?

Normalmente cuando nos levantamos por la mañana, podemos encontrarnos con muy pequeñas cantidades de legañas blancas, especialmente en el extremo del ojo cerca de la nariz.

Son acumulaciones de lágrima seca y células epiteliales muertas. Si hay más legañas de lo habitual esparcidas por todo el borde palpebral y son blancas o algo amarillentas, puede ser un síntoma de una blefaritis, una inflamación producida por exceso de seborrea o por infección en el borde de los párpados. Si además está acompañado por lagrimeo y ojo rojo, puede ser una conjuntivitis vírica. Cuando las legañas son abundantes y de color amarillo o verde, lo más probable e s que se trate de una conjuntivitis bacteriana. En cualquier caso, debe lavarse los ojos con suero fisiólogo y acudir al oftalmólogo para el diagnóstico y recibir el tratamiento adecuado.

Dr. Víctor Charoenrook

Oftalmólogo