Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias, o para obtener más información, personaliza la configuración.

20/03/2020

Si eres usuario de lentes de contacto, estos días más que nunca, cumpliendo cuarentena por la pandemia del coronavirus (Covid-19), debes realizar un correcto uso de ellas. Al ser los ojos una zona de entrada de microorganismos, debes saber que la primera recomendación para los días de confinamiento en casa es priorizar el uso de gafas. Si tienes gafas, no uses lentillas. A no ser que, por otras circunstancias, dependas totalmente de las lentes de contacto.

Ahora bien, si aún así vas a hacer uso de lentes de contacto, debes seguir unas impecables pautas de higiene, ya que su manipulación con una mano que no está correctamente higienizada puede suponer la propagación de cualquier virus. Estas pautas cambian ligeramente en función de si tus lentes son de un solo uso (lentes blandas diarias) o bien si son de uso prolongado (lentes blandas de uso prolongado y lentes rígidas), ya que estas últimas requieren una limpieza y mantenimiento extra.

Pasos a seguir:

  1. Desinfectar la superficie sobre la que manipularemos nuestras lentillas.
  2. Limpieza de manos con agua y jabón, a conciencia, durante 40 segundos.
  3. Limpieza de lentes, únicamente si no son diarias. En este caso, añadiremos los siguientes pasos según nuestro tipo de lente:
Lentes blandas de uso prolongado
  • Limpieza con jabón de base alcohólica.
  • Enjuague con una solución salina tamponada.
  • Desinfección con peróxido o solución de mantenimiento a base de povidona yodada.
Lentes rígidas
  • Limpieza con jabón de base alcohólica.
  • Enjuague con una solución salina tamponada.
  • Uso de una solución acondicionadora o conservadora específica para la limpieza de lentes rígidas.
  • Una vez a la semana, además, es necesario realizar también una limpieza proteica.

Si no usamos cualquiera de estos tipos de lentillas durante unos días, se recomienda realizar su limpieza cada 3 días, dado que los líquidos de mantenimiento pierden su eficacia de desinfección en este periodo.

4. Colocar las lentes o realizar el reemplazo de forma cuidadosa, sin tocar ningún otro objeto durante el proceso.

Como podemos ver, por la poca manipulación que requieren y por no necesitar mantenimiento, en las circunstancias actuales de pandemia por coronavirus, si no podemos usar gafas, las lentillas más recomendables son las blandas de uso diario. A pesar de todo, siempre será tu contactólogo quien valore la mejor opción para tu caso y te indique qué productos específicos puedes utilizar para la limpieza de tus lentes.

Eloi Rodríguez and Alba Domingo, Contac Lenses Department of the Barraquer Ophthalmology Center.

Newsletter