Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias, o para obtener más información, personaliza la configuración.

The use of cosmetic contact lenses on Halloween

30/10/2015

El próximo 31 de octubre muchos de nosotros celebraremos la festividad de Halloween o la castañada. Cada vez es más frecuente recurrir a los famosos disfraces de terror y, con ellos, el uso lentes de contacto cosméticas o lentillas de colores.

Aunque estas lentes no son correctoras a nivel visual y están diseñadas para modificar el aspecto de los ojos, su utilización requiere una adaptación personalizada y controlada por un profesional. El uso incorrecto de este tipo de lentillas puede provocar problemas oculares diversos como erosiones corneales, reacciones alérgicas, conjuntivitis, etc.

Problemas por el uso de lentillas cosméticas

Los problemas con las lentillas pueden surgir por su mala manipulación, por ello los usuarios de lentes de contacto cosméticas deben tener en cuenta:

  • No todas las personas son aptas para llevar lentes de contacto.
  • Es imprescindible acudir a un óptico-optometrista para realizar una adaptación personalizada de las lentes de contacto.
  • Las lentes no son un juguete. No deben adquirirse en puntos de venta no autorizados, ya que en este caso no están sujetas a ningún tipo de control o medida de seguridad.
  • Es aconsejable lavarse y secarse bien las manos antes de manipularlas.
  • Nunca se debe reutilizar la solución para limpiar y almacenar lentes de contacto.
  • No debes usar las lentes más horas de lo recomendado o más allá de la fecha en que haya que desecharlas.
  • Es recomendable someterse a revisiones visuales periódicas si se decide utilizar las lentes de contacto con regularidad.

En estas fechas, como en Carnavales o Halloween, muchas personas intentan conseguir su look perfecto y pueden caer en el error de adquirir lentes de contacto en establecimientos no autorizados, sin saber que van a poner en peligro su salud visual.

Las lentes de contacto no son un simple accesorio de moda, sino un producto sanitario, y solo la evaluación previa que realiza un óptico-optometrista determinará si los pacientes pueden utilizarlas sin problemas y darles las claves correctas para el uso, higiene y conservación de las mismas.

Newsletter