Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias, o para obtener más información, personaliza la configuración.

09/11/2021

La diabetes mellitus es una enfermedad provocada por la incapacidad del páncreas de fabricar suficiente insulina y, en consecuencia, nuestro cuerpo acumula demasiado azúcar en su corriente sanguínea. La diabetes puede derivar en patologías oculares que, en los casos más severos, pueden llegar a producir baja visión o incluso ceguera.

Cualquier persona con diabetes puede desarrollar una enfermedad diabética del ojo. El riesgo aumenta cuando no se trata el nivel alto de glucosa en la sangre o la presión arterial alta. También son factores de riesgo el nivel alto de colesterol o el tabaquismo.

En etapas iniciales, la patología ocular puede no presentar síntomas. En etapas más avanzadas, el paciente puede padecer visión borrosa, diminución de la agudeza visual o visión de manchas en su campo de visión.

Principales patologías oculares asociadas a la diabetes

La afectación más frecuente entre las personas con diabetes es la retinopatía diabética. Aproximadamente una de cada tres personas con diabetes mayores de 40 años presenta algunos signo clínico de dicha patología. Asimismo, es la causa más frecuente de disminución de visión en estos pacientes.

La diabetes también puede causar inflamación en la mácula, signo clínico que se conoce como edema macular diabético. Esto provoca una disminución de la agudeza visual y, en caso de no ser tratada, puede comprometer severamente la visión.

Finalmente, las personas con diabetes tienen el doble de posibilidades de desarrollar glaucoma o cataratas en comparación con las personas que no padecen la enfermedad.

Doctor Santiago Abengoechea, oftalmólogo del área de Retina y vítreo.

Newsletter