Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias, o para obtener más información, personaliza la configuración.

03/12/2021

En la cirugía de la catarata se retira mediante ultrasonidos el contenido opaco del cristalino, la lente natural de nuestro ojo. En su lugar, los cirujanos oftalmólogos colocan una lente intraocular (LIO), con la que se aprovecha para corregir el defecto refractivo (graduación) del paciente. Pero, en un procedimiento quirúrgico tan habitual y sencillo como este, resulta fundamental acertar la selección de la LIO idónea para cada persona. Gracias a ello, muchos pacientes logran prescindir de sus habituales gafas y obtener un mayor confort visual tras esta cirugía, además de eliminar la catarata misma.

¿Cuántas lentes intraoculares existen?

En el Centro de Oftalmología Barraquer disponemos de más de 20 modelos distintos de lentes intraoculares y damos mucha importancia a la elección de una u otra. Los principales tipos de LIO son los siguientes:

  1. LIO monofocales: permiten una excelente calidad de visión, pero únicamente en el rango lejano, pues tanto la media como la cercana distancia van a seguir requiriendo gafas. El efecto final será muy parecido al de una persona con la presbicia ya instaurada.
  2. LIO trifocales o multifocales: permiten ver de cerca, a media y a larga distancia. Pero se trata de unas lentes aptas para solamente unos pocos, pues requieren tener muy buena lubricación ocular y los pacientes con sequedad no las toleran bien. El ojo seco es una patología muy frecuente a medida que nos hacemos mayores, lo que resultará un inconveniente también para pacientes más jóvenes porque no sabemos si la van a desarrollar en un futuro y estas lentes no serían la mejor opción. También influye la morfología de la superficie ocular: si la córnea no es homogénea seguramente tampoco podremos optar por estas lentes.
  3. LIO de rango extendido: permiten ver correctamente tanto en la visión lejana como en la intermedia. Además, en algunas ocasiones conseguimos que con estas lentes el paciente pueda también ver en una distancia más corta, como la del teléfono móvil, sin la ayuda de las gafas. Estas lentes son una muy buena opción porque sortean las limitaciones de las LIO trifocales al no requerir tantas condiciones, pues son compatibles tanto con la sequedad ocular como con las córneas menos homogéneas.

Es cierto que también existen las LIO bifocales, que permiten ver de lejos y de cerca, pero el uso de estas lentes ya no está muy extendido, pues dejan descubierta la media distancia, donde transcurre gran parte de nuestra vida. Por ejemplo, la distancia a la que miramos el precio de la fruta, el teléfono móvil o el ordenador es media, por lo que se trata de un rango de visión deseable por cualquier paciente.

Factores que influyen en la elección de la lente

Durante el preoperatorio, aunque se trate de la catarata más sencilla, realizaremos un examen exhaustivo con gran variedad de pruebas diagnósticas para asegurarnos de que el paciente va a estar contento tras la operación. Cada caso requerirá un abordaje y una LIO distintos en función de los siguientes factores:

  • Estilo de vida: los hábitos, la profesión y las aficiones del paciente determinarán qué rango de visión (cercana, mediana o lejana) es la más importante en su vida diaria, pues no todas las lentes cubren todos los rangos y, aún teniendo unas condiciones oculares óptimas, no todos los pacientes necesitan lo mismo.
  • Graduación del paciente. Por ejemplo, la existencia de astigmatismo requerirá la colocación de una LIO tórica, una lente especialmente diseñada para corregir este defecto refractivo. Aunque podríamos operar la catarata sin corregirlo, vale la pena aprovechar la oportunidad de la cirugía para disminuir también la dependencia de gafas y brindar mayor calidad de vida al paciente. Así lo hacemos también con la miopía o la hipermetropía.
  • Características morfológicas de los ojos del paciente, especialmente las irregularidades de la córnea, si las hay.
  • Calidad de la lágrima y existencia de sequedad ocular.
  • Patologías oculares previas.
  • Patologías sistémicas ya existentes, como la diabetes.

Al finalizar el preoperatorio quedará determinada cuál es la lente más indicada y será el paciente junto con su oftalmólogo quien tome la decisión final. Gracias a la realización previa de este estudio exhaustivo se garantizará que las expectativas del paciente se van a cumplir.

Además, puesto que la cirugía del primer ojo y el segundo se llevarán a cabo con unos días de diferencia, tras la primera intervención existe un margen para realizar un cambio en la elección de la lente del segundo ojo. Siempre contemplamos todas las opciones para lograr los mejores resultados.

Doctor José Lamarca, oftalmólogo de las áreas de Córnea y superficie ocular, Cirugía refractiva y Cataratas del Centro de Oftalmología Barraquer.

Podcast relacionado

Cataratas: qué tienes que saber #1

31/01/2022

Las cataratas son una afección ocular que afectarán al 100% de la población cuyo único tratamiento es quirúrgico. Pero este procedimiento tan habitual sigue generando mucha preocupación a los pacientes por su desconocimiento y una gran cantidad de falsos mitos que necesitan ser desmentidos.

Newsletter