Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias, o para obtener más información, personaliza la configuración.

¿Qué es la córnea guttata y la distrofia de Fuchs?

La córnea humana es un tejido transparente formado por cinco capas, de unas 550 micras de espesor (0,55mm), que cierra el globo ocular, por delante del iris y la pupila. Cumple múltiples funciones: como ventana transparente del ojo deja pasar las imágenes y actúa como una potente lente para enfocarlas sobre la retina.Corresponde a la primera lente del sistema óptico ocular.

La córnea guttata y la distrofia de Fuchs son dos afecciones de la capa más profunda de la córnea; el endotelio, cuyas células son las encargadas de mantener la transparencia corneal.  En la denominada córnea guttata se destruyen las células del endotelio y en su lugar aparecen depósitos o gotas que con el tiempo hacen que la córnea se hinche, pierda su transparencia y se opacifique. Entonces hablamos de la distrofia de Fuchs, que es consecuencia del progreso de la córnea guttata.

Síntomas

  • Engrosamiento corneal con pérdida de transparencia y edema.
  • En  algunos casos dolor.
  • Visión comprometida en casos más severos, con pérdida de nitidez en la percepción de las imágenes, más marcada por las mañanas.

¿Cuándo acudir al oftalmólogo?

La córnea guttata en muchos casos será un hallazgo casual, sin embargo la distrofia de Fuchs, se puede heredar de los progenitores o aparecer de manera esporádica. Se recomienda realizar un examen oftalmológico completo y anual. Además se deberá tener especial cuidado en la planificación de la cirugía de catarata si existen estas dos patologías.

Tratamientos

Se pueden tratar los síntomas mediante pomada o colirio antiedema pero la solución cuando la enfermedad ha progresado es el trasplante corneal lamelar posterior en el que se trasplanta el endotelio sano de un donante (DMEK o DSAEK). Así se consigue colocar una nueva capa celular en la parte posterior de la córnea que, al realizar correctamente sus funciones biológicas, devuelve la transparencia al tejido corneal.

Profesionales que tratan esta patología

Newsletter