Pterigion y pinguécula



Doctores

Pterigion y pingüécula

¿Qué es el pterigion?

Entre las patologías oculares más frecuentes y conocidas desde más antiguo encontramos el pterigion y su variante menor, la pinguécula. Son crecimientos en la superficie ocular desde la conjuntiva, totalmente benignos por efecto de los rayos ultravioleta (UVB) pero que pueden causar irritación y alteraciones en la visión.

Síntomas

Muchos pacientes acuden a la consulta por presentar “un bulto o tela en el blanco del ojo” que se puede enrojecer e irritar, o crecer “hacia la niña del ojo”. Se trata por lo general de un pterigion o pinguuécula.

La pinguécula es una placa de elastosis, blanquecina o amarillenta (como de “grasa”). En ocasiones se abulta e irrita. El pterigion, es más agresivo, con crecimiento hacia la córnea, con mayor tendencia a inflamarse. Puede afectar la visión por deformar la córnea causando astigmatismo o directamente si progresa hasta la zona central

Tratamiento del pterigion

Si hay episodios irritativos, la pinguécula puede requerir colirios antiinflamatorios y lubrificantes. Raramente será́ objeto de extirpación, sólo si se inflaman con frecuencia o por estética. En el pterigion, en cambio, es frecuente la indicación de cirugía. Sin embargo, sigue siendo un problema molesto por su tendencia, a veces recalcitrante, a la recidiva.

En las últimas décadas se ha avanzado mucho en el tratamiento del pterigion, logrando reducir notablemente su tasa de recidiva. Varias estrategias pueden combinarse según su severidad. Primero, una cirugía limpia, extirpando completamente los tejidos patológicos. En ocasiones puede ayudar un uso juicioso de antimetabolitos. Pero lo más decisivo ha sido el reconocer la importancia de reconstruir la superficie ocular mediante trasplantes (a menudo de la propia conjuntiva). Se trata de una cirugía ambulatoria, indolora bajo anestesia local.

Hoy día, los adhesivos biológicos permiten realizarla sin necesidad de suturas. El postoperatorio es sencillo, aunque se necesitan unas semanas hasta que el aspecto del ojo recupera la normalidad.

Prevención

Son más frecuentes en países tropicales y especialmente en zonas de montaña. Estudios epidemiológicos las correlacionan con las dosis de rayos UV recibidas a lo largo de la vida, sea por causa geográfica, profesional o por actividades deportivas, las gafas de sol o incluso llevar sombrero son útiles para su prevención

Doctores


Testimonios

  • Gerard Lopez
    “Es un centro reconocido mundialmente, el “Barça” de la oftalmología. La Dra. Elena [...]
  • Plácido Domingo
    “Su increíble y total dedicación al paciente al que trata además de con su ciencia [...]
  • Josep Piqué
    “Nuestro país necesita iniciativas como la de los Barraquer, emprendedores de gran [...]
  • Ver todos