Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias, o para obtener más información, personaliza la configuración.

¿En qué consiste el tratamiento?

Se trata de favorecer el drenaje del líquido intraocular (humor acuoso), ya que la presión intraocular alta es la causa más frecuentemente asociada a la progresión del daño glaucomatoso.

¿Cuándo está indicado este tratamiento?

Hay que considerar que el tratamiento del glaucoma en la infancia es mayoritariamente quirúrgico, reservando el tratamiento médico en casos poco evolucionados y/o como preparación previa para ser intervenidos quirúrgicamente a corto plazo de tiempo.

¿Cómo se realiza?

Existen diferentes técnicas:

  • Cirugía angular: goniotomía, trabeculotomía, canaloplastia.
  • Cirugía filtrante: trabeculectomía, trabeculostomía, cirugía no perforante.
  • Dispositivos de drenaje (tubos): los más utilizados son la válvula de Ahmed, y el dispositivo no valvulado de Baerveldt.
  • Procedimientos ciclodestructivos: láser diodo convencional y sonda MP3.
  • MIGS (procedimientos quirúrgicos mínimamente invasivos).

La utilización de cada una de ellas dependerá del tipo de glaucoma, la edad de aparición, y las características oculares (sobre todo el estado de la córnea, y la existencia o no de otras patologías oculares).

Toda técnica quirúrgica en niños requiere ser realizada bajo anestesia general.

Resultados

Dependen de cada una de las diferentes técnicas aplicadas, así como de las características oculares y edad del niño en el momento del diagnóstico.

Debería intentarse una cirugía angular (goniotomía, trabeculotomía, canaloplastia) siempre que sea posible como primera intención y, reservar la cirugía filtrante (trabeculectomía i trabeculostomía) en casos en que el estado de la córnea no lo permita, o bien cuando la cirugía angular haya resultado insuficiente para el control evolutivo del glaucoma.

La tasa de éxito para la goniotomía y trabeculotomía es del 75-90%. La cirugía filtrante tiene una tasa de supervivencia de la técnica más baja por la alta tendencia a la cicatrización que tienen los niños, lo que puede hacer perder efectividad de la técnica a corto y largo plazo. Los dispositivos de drenaje suelen tener una tasa de éxito alta, pero no exentos de complicaciones peroperatorias atribuibles a la posible descompresión ocular.

Posibles riesgos

El globo ocular del niño presenta unas características anatómicas e histológicas especiales que condicionan el resultado, por lo que resulta fundamental el realizar unas modificaciones de la técnica en relación con las aplicadas en el adulto.

Profesionales que realizan este tratamiento

Preguntas frecuentes

  • El objetivo quirúrgico del glaucoma es controlar la presión intraocular utilizando diferentes vías de drenaje del humor acuoso. Toda intervención puede perder eficacia con el tiempo, y en muchos casos el tratamiento médico puede ser complementario al quirúrgico para el control de la enfermedad.

  • Bajo el término glaucoma de la infancia, englobamos diferentes tipos de glaucoma tanto los primarios (alteración ocular como causante del glaucoma) como secundarios (a otras patologías o causas adyacentes).

    El glaucoma congénito sería un tipo de glaucoma primario de la infancia, con 3 subtipos en función de la edad de presentación:

    —neonatal: ( 0-1 mes)

    —infantil: 1-mes- 24 meses

    —tardío: > 24 meses

    Ello supone que, desde el punto de vista quirúrgico, tenga el mismo esquema terapéutico que el glaucoma de la infancia.

Newsletter