Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias, o para obtener más información, personaliza la configuración.

¿En qué consiste el tratamiento?

La microexfoliación palpebral es una limpieza profunda de los márgenes del párpado recomendada en casos de blefaritis anterior, una afección en la que hay inflamación de los párpados, acompañada de la presencia de material grasoso escamoso (similar a la caspa), que en algunos casos puede estar infectado.

¿Cuándo está indicado este tratamiento?

Lo recomendamos en casos recalcitrantes de blefaritis anterior, en los que incluso si el paciente es consistente con la higiene diaria del párpado, el material similar a la caspa permanece en la base de las pestañas. También podemos recomendarlo para personas que no pueden realizar la higiene de los párpados ellos mismos.

¿Cómo se realiza?

Es un procedimiento de oficina donde el paciente está sentado cómodamente en una silla con reposacabezas. Se usan gotas anestésicas para adormecer los ojos.

La limpieza profunda de la base de las pestañas se realiza con un pequeño instrumento giratorio suave y húmedo, que despega o exfolia la caspa, la piel muerta y los desechos en la base de las pestañas. Se limpian ambos ojos, los párpados superiores e inferiores.

El ojo se lava con solución salina y se coloca una gota de antibiótico. El procedimiento dura entre 5 y 10 minutos. Algunos pacientes pueden notar cierta sensación de cosquilleo u hormigueo durante el procedimiento.

Resultados

Los pacientes pueden notar el efecto de la limpieza al instante, ya que sentirán sus párpados más livianos y menos inflamados. Sin embargo, el paciente debe continuar el tratamiento recomendado por el médico para la blefaritis para evitar recurrencias, ya que la blefaritis suele ser una afección crónica.

Posibles riesgos

Puede producirse una erosión corneal si el paciente no se queda quieto durante el procedimiento o no sigue las instrucciones del higienista.

 

Profesionales que realizan este tratamiento

Preguntas frecuentes

  • Si el paciente se niega a someterse al tratamiento, la mejora sintomática puede tardar mucho más a pesar de que el paciente realice la higiene diaria del párpado en el hogar. En algunos casos, la blefaritis anterior, cuando no se trata adecuadamente, puede terminar con una infección.

  • El procedimiento no tiene que repetirse siempre que el paciente cumpla y sea meticuloso con la higiene de los párpados. En pacientes que no pueden realizar la higiene del párpado correctamente, el procedimiento puede repetirse en intervalos que van de los 6 meses al año.