Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias, o para obtener más información, personaliza la configuración.

OPCIONES QUIRÚRGICAS PARA TRATAR LA MIOPÍA

19/10/2016

La miopía es el defecto refractivo más frecuente en nuestra sociedad. En las personas miopes, la imagen de los objetos se forma por delante de la retina por exceso de potencia de los medios transparentes del ojo con respecto a la longitud del mismo.

Opciones quirúrgicas para tratar la miopía

La cirugía refractiva tiene como finalidad reducir o eliminar la dependencia de corrección dióptrica con gafas o lentillas.

Las técnicas quirúrgicas que corrigen la miopía se clasifican en 2 categorías: las técnicas quirúrgicas corneales y las técnicas intraoculares.

La cirugía refractiva corneal corrige la miopía modificando la curvatura de la córnea para reducir su potencia y conseguir así que las imágenes se formen sobre la retina. La cirugía refractiva intraocular consigue el mismo resultado mediante el implante de lentes correctoras dentro del ojo.

Las técnicas de cirugía refractiva corneal más empleadas actualmente son tres: la PRK (queratectomía foto-refractiva), el LASIK (queratomileusis in situ asistida con láser) y el SMILE (extracción de lentículo por incisión pequeña). La PRK es la técnica más superficial de las tres. Tras retirar el epitelio (la capa más superficial de la córnea) se aplica un láser Excímero que pule la córnea y corrige las dioptrías del paciente. En la técnica LASIK, un primer láser de femtosegundos realiza un corte laminar (llamado “flap”) en la córnea dejando una bisagra superior. A continuación se levanta la lámina previamente cortada y, de forma idéntica a la técnica PRK, se aplica el láser Excímero antes de recolocar el “flap” sobre la córnea tratada. En la técnica SMILE, un láser de femtosegundos diseca en el espesor corneal un lentículo (diseñado en función de las dioptrías de cada paciente) que se retira a continuación a través de una incisión pequeña.

Las técnicas intraoculares incluyen la implantación de lentes llamadas fáquicas por delante del cristalino dejando este último intacto y la extracción de cristalino con implante de lente intraocular en el saco capsular.

Opciones quirúrgicas para tratar la miopía

La indicación de una u otra técnica depende de muchos factores como la edad del paciente, el grado de miopía, las características morfológicas corneales y la profundidad de la cámara anterior entre otros.

Es preciso realizar un examen oftalmológico completo para que su oftalmólogo le recomiende la técnica quirúrgica más adecuada en función de sus expectativas y de las características de sus ojos.

Dra. Paola Sauvageot

Newsletter