Queratitis Herpética



Doctores

Queratitis herpética

¿Qué es?

La queratitis herpética es una inflamación de la córnea causada por una infección del virus grupo herpes, siendo el Herpes Simplex tipo I el más común. Puede afectar a otros tejidos oculares como la conjuntiva, la retina y la piel de los párpados.

El cuerpo humano es el único lugar donde el virus del Herpes puede reproducirse y seguir vivo. Por ello, el contagio se produce por contactos físicos o por la saliva. Normalmente se establece de manera latentes a través del sistema nervioso, sin dar ningún síntoma.

Varios factores y agentes estimulantes pueden provocar una activación del virus. La menstruación, fiebre, exposición a la luz ultravioleta, traumatismos corneales leves, instilaciones de algunos colirios oculares, son algunos ejemplos. Pacientes inmunodeprimidos o con atopia, son propensos a que se active el virus.

Síntomas

Existen varios tipos de queratitis herpéticas. Entre ellas la epitelial tiene un periodo de incubación que varía entre 1 y 28 días. El primer contagio suele pasar desapercibido y sin síntomas. Si el cuadro se hace clínico, aparece una conjuntivitis que se asemeja a la causada por cualquier otro virus. En la mitad de estos casos, el virus afecta al epitelio de la córnea, causando pequeñas heridas ramificadas en forma dendrítica y lineal. El paciente cursa con dolor ocular, lagrimeo, ojo rojo y fotofobia. La pérdida de visión ocurre si se afecta el área central. Si no se trata, la enfermedad seguirá́ progresando a unas úlceras corneales más grandes y profundas que tienen forma de mapa geográfico. En la mayoría de los casos se afecta sólo un ojo.

La queratitis estromal inmune herpética es otra forma de afectación. Consiste en una reacción inflamatoria a las partículas del virus en una capa más profunda de la córnea. Puede presentarse como la primera recidiva o en pacientes que ya han sufrido varias recurrencias. El paciente cursa con visión borrosa, ojo rojo, fotofobia y lagrimeo.

La queratitis estromal necrotizante es la forma más severa de la infección del virus. El virus destruye el tejido corneal y causa una reacción inflamatoria. Esta forma de afectación suele presentarse en pacientes que han sufrido repetidas recurrencias a nivel del epitelio corneal. En estos casos, el virus puede llegar a dañar de forma muy severa la córnea, hasta llegar a su perforación.

El diagnóstico de la queratitis herpética se basa en la exploración clínica. En casos dudosos, se puede complementar con la identificación del virus mediante un estudio llamado PCR.

Tratamiento

Hay que individualizar cada caso ya que podrá ser necesario un tratamiento tópico mediante pomadas o gel antivírico con o sin anti inflamatorios en colirio o bien tratamiento sistémico mediante antivíricos por vía oral.

Cuando el proceso de la enfermedad acaba con cicatrices corneales y con una pérdida importante de la visión, el trasplante de córnea es la opción más adecuada. Aún así́, el virus que está latente en el ganglio neuronal, puede activarse en la nueva córnea trasplantada. Por esta razón, en el postoperatorio se administra un anti virus por vía oral como profiláctico durante el primer año.

Prevención

Es muy importante que aquellos pacientes que hayan sido diagnosticados de infección ocular por herpes simplex tengan en cuenta que el virus sigue en el ganglio neuronal. Siempre corren el peligro de que el virus se active, por lo que si se nota cualquier mínimo síntoma, acudan inmediatamente al oftalmólogo para ser diagnosticados y tratados lo antes posible.

Doctores


Testimonios

  • Marina Geli
    “La familia Barraquer ha crecido con Barcelona, con sus anhelos de modernidad y de [...]
  • Xavier Trias
    “El Centro de Oftalmología Barraquer nació con una vocación clara de convertirse en [...]
  • Belinda Washington
    “El trabajo que hace la Fundación es fantástico. El objetivo es muy bueno, ayudar a [...]
  • Ver todos