Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias, o para obtener más información, personaliza la configuración.

entrevista prof barraquer

18/01/2018

Hablamos con  el Prof. Rafael I. Barraquer para que nos explique algunas de las últimas novedades en oftalmología y en la cirugía ocular.

La cirugía refractiva: ¿Qué es? ¿En qué casos se aplica y cuándo se recomienda? ¿Y qué tipo de láser se utilizan? ¿Cuál es la última novedad en este tipo de cirugía?

La cirugía refractiva es la que corrige quirúrgicamente los defectos de la refracción (óptica) ocular, como la miopía, la hipermetropía o el astigmatismo.

Puede practicarse en la córnea, típicamente con láser, o mediante implante de una lente dentro del ojo, según los casos. Se emplean diversos tipos de láser, desde los que esculpen el tejido como el láser de excímeros hasta los que tallan planos como el láser de femtosegundos.

Hay constantes avances y novedades, quizá una de las fronteras más actuales sea el tratamiento de la presbicia.

¿Hay algún tipo de intervención para corregir la vista cansada?

La presbicia o vista cansada se relaciona, como mencionamos, con la cirugía refractiva, pero con una diferencia crucial: es un defecto dinámico, es la pérdida de la capacidad de cambiar el punto focal (de lejos hacia cerca, para leer, etc.).

De ahí la dificultad de su corrección, pues la cirugía refractiva convencional tiene sólo un efecto estático. Esto se refleja en una gran proliferación de técnicas, no todas con la misma efectividad ni las mismas indicaciones.

Simplificando mucho, la única cirugía que la compensa por completo, sin recuperar todavía la función del veinteañero, es hoy día el recambio del cristalino (con o sin catarata) por una lente intraocular multifocal.

¿En qué casos se lleva a cabo el trasplante de córnea? ¿Es una operación frecuente? ¿Qué pacientes son candidatos?

La córnea es la principal lente del ojo y su ventana al mundo exterior. Múltiples enfermedades o agresiones externas pueden hacerle perder su transparencia o su calidad óptica.

Dado que su capacidad de reparación es limitada, en muchas situaciones sólo puede recuperarse su función mediante un trasplante. Entre las causas más frecuentes encontramos enfermedades degenerativas como el queratocono o el fracaso endotelial y cicatrices o “leucomas” dejados por infecciones o traumatismos.

¿Qué se hace en casos de estrabismo? ¿Se opera siempre en la infancia o también en la edad adulta?

Existen muchos tipos de estrabismos, desde los congénitos hasta los adquiridos sea durante la infancia o en la edad adulta. Según los casos, pueden necesitar o no cirugía. Uno de los tipos más frecuentes de estrabismo en la infancia se debe a un problema refractivo y a menudo se corrige con gafas, siempre a criterio del oftalmólogo especialista.

Newsletter