Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias, o para obtener más información, personaliza la configuración.

Protegeix els teus ulls de la neu, esquí i snowboard.

01/02/2016

Hasta hace pocos años, el esquí mantenía la hegemonía frente a otras modalidades que a día de hoy han cobrado especial relevancia, como el snowboard, esquí de montaña o el esquí de fondo. Tampoco se puede olvidar a aquellos que les gusta caminar y que disfrutan de la nieve con raquetas. Por otro lado también ha cambiado nuestra forma de practicar este deporte e incluso muchas estaciones disponen de espacios especializados en freestyle, donde encontraremos todo tipo de módulos para que podamos saltar, grindar, etc.

Esta variedad de alternativas ha provocado una especialización en cuanto a material se refiere, y la protección frente al sol tampoco se ha quedado atrás.
La queratitis solar es una entidad que se relaciona primordialmente con la exposición al astro, situación especialmente relevante cuando estamos en la nieve, ya que ésta refleja cerca de un 80 por ciento de la luz solar. A este efecto reflectante se suma la altitud, ya que por cada 1.000 metros la proporción de rayos ultravioleta en la luz solar aumenta un 10 por ciento. Los síntomas suelen ser bilaterales y no aparecen inmediatamente tras la exposición a la luz, sino entre 6 y 12 horas después. Se caracterizan por dolor, ojo rojo y lagrimeo. De padecer estos síntomas hay que acudir lo antes posible a un oftalmólogo de urgencias para iniciar su tratamiento.

Para evitar esta situación debemos escoger que protección es la más adecuada y ajustarla a nuestro equipo. En primer lugar debemos decidir entre gafas deportivas, glaciares o máscara, siendo esta última especialmente aconsejable cuando practiquemos modalidades con riesgo de caída y donde necesitemos rapidez de reflejos, con el objetivo de que nos aporte buena estabilidad y campo visual. En segundo lugar elegiremos el tipo de cristal, y para ello, generalmente necesitaremos gafas de marcas contrastadas que tengan garantía de que existe el filtro adecuado. Para aquellos esquiadores más experimentados resulta común el uso diferentes medios con diferentes tipos de gafas en función de las condiciones atmosféricas, de este modo cuando hay niebla los tonos amarillos, rosados cuando el cielo está cubierto o marrones cuando hay sol.

Por último es importante probar con el resto del equipo antes de comprar, especialmente con el casco, y para aquellos que quieran usar gafas graduadas y máscara hay que recordar que existen modelos adecuados para ello.

Consejos para el buen uso de las gafas de sol

  • Deja que te aconseje un especialista en la materia.
  • Asegúrate de que la tu gafa o máscara tiene filtro UV.
  • Ajusta tu gafa o máscara con el casco puesto.
  • Usa máscara o gafa deportiva si practicas modalidades con riesgo de caída.
  • Adapta el tipo de protección a la circunstancia por medio de diferentes gafas o máscaras.
  • Las gafas muy pequeñas o las que se distancian en exceso del ojo no lo protegen de los rayos laterales o de los inferiores, importantes en caso de superficies reflectantes como la nieve o el mar.
  • En actividades deportivas, además de la protección solar, los materiales y diseño deben ofrecer defensa física contra traumatismos.
  • Si usas lentes de contacto debes hidratarlas frecuentemente.

Newsletter